Alimentación Infantil con Pedialac

Antes del nacimiento de un hijo, los padres nos preocupamos de muchas cosas. Queremos que su llegada sea perfecto y para ello les compramos la mejor cuna, la mejor silla de paseo y hasta la mejor ropa, pero quizá nos olvidemos de conocer cómo debemos alimentar a nuestros hijos y qué productos son los más recomendables.

La alimentación infantil es claves para el correcto desarrollo cognitivo, visual y psicológico del bebé. Los alimentos que tome ahora determinarán su etapa futura.

En función de la edad del peque, deberá seguir una dieta alimenticia u otra; por eso, hoy inauguramos el blog con un breve resumen de qué darle a tu bebé según su edad.
Toma nota:
Desde el nacimiento hasta los cuatro meses de vida, su único alimento será la leche materna (o en su defecto, leche de fórmula). Esta etapa determina ya el correcto desarrollo físico, inmunológico y psicológico del bebé.
Desde los cuatro a los seis meses de vida, su alimentación comienza a variar, cambiando su hábito de succión por el de morder y masticar, ya que es en esta etapa cuando comienzan a salir sus primeros dientecitos. Por ello, puedes empezar a administrar a tu hijo cereales, patata y carne, así como fórmulas nutricionales de desarrollo de venta en farmacias.

Entre los seis y los ocho meses, podrás ir incorporando también a su ingesta potitos de frutas y verduras; y a partir de los ocho meses podrás incluir ya también algunos trozos más grandes de comida que pueda agarrar con las manos y mordisquear hasta terminar comiéndoselo.

A partir del año de vida, empieza a introducir más alimentos, principalmente carnes, frutas, verduras, pan, lácteos… Creo que no hace falta decirlo, pero por si acaso: evita los fritos, las grasas, los azúcares…

Mi recomendación es que no corras. Ve probando distintos alimentos para saber cuáles le gustan más y cuáles menos. Además, es importante que observes si se produce alguna reacción alérgica alimenticia en tu hijo ante la toma de algún alimento. En ese caso, por supuesto, retira inmediatamente el alimento de su dieta.
Si tu hijo no come bien o no sube de peso, es importante que no te apures. Pregunta al pediatra o a tu farmacéutico de confianza para determinar dónde está el problema y adaptar su alimentación.

Preocupados por la nutrición infantil, debemos dar a nuestros hijos lo mejor. No todas las marcas son iguales.

Las últimas investigaciones en nutrición pediátrica y los últimos avances en tecnología alimentaria recomiendan Pedialac ya que ayuda a un correcto desarrollo visual y cerebral, refuerza las defensas de tu hijo e interviene en la maduración del sistema digestivo del bebé con sus distintas solución alimenticias que encontrarás en farmacias.

Si tienes dudas, quieres hacernos alguna pregunta o necesitas asesoramiento farmacéutico, pregúntanos DESDE AQUÍ sin compromiso.